Juventud desarrollo sostenible

Los jóvenes somos el camino a un desarrollo sostenible  

Karla Jaritza Hernández  

La pobreza es una de uno de los principales desafíos que tiene la humanidad, por  ello está entre los principales Objetivos de desarrollo sostenible (ODS). El Covid-19  ha dejado a la vista la pobreza que hay a nivel mundial. 

Nicaragua es uno de los países menos desarrollados de América Latina, donde el  acceso a los servicios básicos es un desafío constante. 

De hecho, para combatir la pobreza se debe comenzar dando acceso a los servicios  básicos a todas las personas ya que estos forman parte de la redistribución de la  riqueza que contribuyentes y estado realizan. 

Para trabajar para el desarrollo se debe aceptar que la pobreza tiene rostro de  mujer, y no se puede avanzar en términos de reducción de pobreza si no se trabaja  en la igualdad de género. 

Como jóvenes tenemos una responsabilidad con el futuro y está en nuestras manos  generar un cambio para llegar al desarrollo sostenible. 

Podemos incidir políticamente, en los espacios que podamos y compartir el  conocimiento entre nuestros círculos sociales. 

Otra manera de apoyar para el cambio es el involucramiento en espacios de  expresión y de ayuda comunitario, ya sea círculos de conversatorios o  voluntariados, en mi experiencia realizar un intercambio de información con otros  jóvenes me ha dado la oportunidad de conocer otras realidades y ser sensible ante  diversas temáticas. 

Desde nuestra experiencia podemos crear un plan de acción junto a otros jóvenes que resuma la posición de la juventud ante las diversas políticas que el Estado  promueva relacionado a temas de importancia actual. 

Nosotros somos vitales en la construcción de un futuro mejor, dado a que nosotros  seremos en los próximos años quienes nos transformemos en líderes, impulsores y  movilizadores sociales que promuevan y exijan el cumplimiento de la Agenda Global  2030

Deja una respuesta